EN HU FR ES DE IT

Association
for European
Bees

Reglas del uso de la marca registrada “Europian Bee Made”

La marca registrada “Europian Bee Made”(en lo sucesivo: la Marca) puede ser solicitada y utilizada para etiquetar mieles producidas en los países miembros de la Unión Europea. El uso de la Marca puede admitirse para miel producido fuera del territorio de los países miembros de la Unión Europea pero dentro del territorio Europeo.

Reglas relativas al usario de la Marca:

Los Apicultores y envasadores de miel de la Europa geográfica (en lo sucesivo: los Procesadores) pueden solicitar la Marca y utilizarla cumpliendo las siguientes condiciones:

La Europa geográfica consiste el área de los países que tienen territorio en Europa y las areas conectadas que forman parte de Unión aduanera.

Los procesadores pueden comprar miel de los apicultores directamente y a través de intermediario también. Pero la miel comprada a través de intermediario también debe proceder exclusivamente de lotes de productores. Esta miel puede entrar en el almacén del utilizador en los envases de los productores, y la etiqueta autentificada con la firma del productor.

El utilizador de la marca registrada puede utilizar tal marca registrada sólo en el caso de que las marcas que estén en su propiedad o que corran bajo su nombre, pero no para segundas marcas.

Además el envasador debe asegurar una total transparencia hacia el propietario de la marca registrada, para que se pueda verificar el seguimiento de la miel. Aquí se entiende la verificación de todos los materiales entrantes y salientes, además del tráfico de dinero.

Los productos dotados de marca registrada deben llevar contraetiqueta numerada De todos los productos fabricados bajo la marca registrada se debe enviar un informe al servidor del propietario de la marca registrada, indicando el número de fabricación y la enumeración utilizada, desde ... hasta ....

La utilización de la marca registrada debe indicar en el embalaje la procedencia también. Si se trata de la mezcla de miel procedente de varios países de la UE, entonces se deben indicar todos los países en la etiqueta.

El uso de la marca registrada es por tiempo indefinido, al mismo lo permite la asociación exclusivamente para aquellos que cumplen con las normas.

Los que solicitan el uso de la marca tienen que pasar un control previo. El objetivo de la evaluación es comprobar que el solicitante cumple las condiciones: permisos, contexto de equipo, documentación, si tiene miel registrada y adquirida fuera de Europa.

Los productores y elaboradores deben solicitar a la asociación el derecho de uso; la denegación sólo puede ocurrir en caso justificado. La cuota única de entrada al sistema coincide con el gasto del control previo. La tasa de uso regular de la marca registrada será conforme al volumen del negocio.